14 de marzo de 2016

24 horas antes del día D


24 horas antes del día D nos hicimos este selfie.

¿Nos pintamos los labios de rojo Von Kat y nos hacemos una foto? Vale. Y cuando la vimos dimos gracias al rojo sangre en los labios por distraer la imagen reflejada. Así…como dijiste….la mirada triste…llena de incertidumbre y de miedo por lo que pudiera pasar, quedaba en un segundo plano.

¿Te peino la melena Chiquitina?  Si….por favor….quiero dormirme un poquito y no pensar.

Como una niña pequeña, con lágrimas en los ojos  me decías… quiero ver a mis niños, quiero estar bien…. Quiero estar bien……Tranquilita…que lo estarás. Lo malo ya ha pasado. Ya verás.

¿Recuerdas? Quién hacía esto? Girando, girando….Me he acordado tanto de él….aquí en el hospital. Si me acuerdo…pobrecito madre mía… Papi…

Esos ojos verdes que viste, nada más despertar de la anestesia, no era una alucinación. Era él. Él había estado todo el rato contigo. Te acompañó de la manita a quirófano y allí, mientras hurgaban en tu interior, te acariciaba la carita y te besaba y te decía, Veruchi, tranquila…todo irá bien. Tanto no os merecéis… Tranquila Veruchi, yo estoy aquí contigo. Y hasta que no volviste a abrir los ojos de nuevo, no te soltó la mano para irse. A su estrella. A seguir cuidándonos desde allí arriba…

Tanto dolor, tanta desgracia junta, solo ha servido para darnos cuenta que nuestro amor, nuestra unión, nuestra sangre de nuestra sangre,  es irrompible, Infranqueable. Nada ni nadie nunca jamás podrá romperla. Nada ni nadie.


Te quiero mucho.




2 comentarios:

  1. Siempre, después del día D, viene el dia D+1….

    Hay veces que ese +1 está lleno de tristeza. De mucha tristeza, como bien ya sabéis… y le sigue el +2, el +3, el +4… y esa tristeza será insuperable toda la vida. Toda. Recuerdo a mi madre aún a veces, cuando cuenta alguna anécdota de mi abuela, su madre… verla llorar… con 69 años ya… esa tristeza perdurará siempre en vuestro interior. Siempre.

    Pero hay veces, que ese +1, te vuelve a llenar de vida y de alegría. De la razón de las cosas. Del despertar de muchas situaciones, que antes la cotidianidad, las hacía inapreciables. Ese +2, +3, +4 son los que hay que aprovechar. Porque son los que te harán, probablemente, despertar de nuevo, volver a nacer de nuevo, con lo que de verdad importa.

    En su momento, conociste una de las azañas de Ethan… esta es la azaña de la hermana de Ethan…

    https://www.youtube.com/watch?v=pbImzXiKLWo

    CONCLUSION: Nunca decaigas… nunca… Nunca pierdas la esperanza, aunque el miedo te invada… nunca. Se lucha contra todo como una leona defiende a sus cachorros. Porque casi siempre… está esa mano que bien describes, esa mano que te lleva donde tienes que ir, que te cuida en el peor momento, y te ayudará a superar los peores miedos. Esa estrella, brilla día y noche. Despiertas y dormidas. Esa estrella, junto con el resto de “vuestros satélites”, son el empuje del día a día…
    Me entristece muchísimo uno de esos D+1… Me alegra muchísmo el otro D+1.
    Eco.

    ResponderEliminar
  2. Raquel cariño, te quiero muchísimo ❤️❤️
    Patosito,Muchas gracias por tus palabras, no te conozco pero expresas todo tal y como lo estamos pasando. Sabemos que él está ahí y nos guía y ayudará siempre.

    ResponderEliminar